martes, 20 de abril de 2010

Cursa Bombers 2010.




Crónica by Resina:



7:30h suena el despertador, una ducha para despertar la musculatura y me dirijo a buscar a Oriol acompañado de Montse, nuestra fotógrafa en el día de hoy, a las 8:30 recogemos a Judit en la gasolinera de Roc Blanc, y hacia Barcelona, la cursa de Bombers nos espera.

Hora de llegada 9:00h, aparcamos en el parking de la estación del norte y nos dirigimos hacia el punto de salida. Como siempre, una parada en los lavabos de algún bar, cargamos a Montse con las mochilas y a calentar. Unos estiramientos y rápido hacia los puntos de salida que ya faltan solo unos minutos.


Judit, con el objetivo de bajar su marca y si todo va bien, bajar de la hora, se queda en el tumulto de la gran cantidad de corredores sin marca, Oriol, prueba de fuego de su tobillo, se queda en el sub 57 y yo tras desearnos los tres suerte, me dirijo hacia el cajón sub 42, objetivo, los 40’, última mejor marca, 41’47’’.

Suena el disparo de salida y empezamos a un ritmo fuerte, ritmo de 15km/h a aguantar en todo el recorrido. Km2, 8’ 30’’, no salen los números, veo a lo lejos el globo de los 40’ pero con estos tiempos no podré ni superar mi marca. Acabamos de subir el paralelo, pasado el km4 con el avituallamiento (excesivamente pronto, ahora aun no necesito el agua) y cogemos gran vía, veo el globo de la mitad de recorrido, pero sigo con el mismo ritmo, no puedo aumentar la velocidad y las fuerzas empiezan a flojear, se inicia el trabajo psicológico, mantener el ritmo, sufrir cada paso y no parar.





Ya no veo el globo, acabamos de pasar el km7 y el cansancio está haciendo mella, cada zancada es una odisea, pero hay que aguantar, ya no podré hacer 40’ pero hay que acabar matando, km8, empezamos a bajar, respira, corre, esprinta, aguanta, último km, aun podemos conseguir algo, últimos metros, último esfuerzo, último esprín y 41’32’’ mejor marca personal. No he cumplido objetivo, pero podemos estar contentos, la próxima lo lograremos.



Al cabo de unos minutos aparece Judit, al parecer, pasada la hora se le paró el cronómetro pero posiblemente haya también hecho marca, menos de 1h02’.

Por último aparece Oriol con Montse, por fin mi sudadera, me estaba muriendo de frío. Al parecer el tobillo le ha funcionado perfectamente y tiempo 53’, buena marca para su vuelta después de 2 años, ya tenemos un nuevo candidato al equipo.







A partir de ahora, a seguir un entrenamiento duro para lograr una nueva mejor marca.


Video de Sergio.








Crónica Judit.


Suena el despertador a las 7:20... 10 minutos más por favor!!!. A las 7:30 ya estoy en pie vistiéndome y con el teléfono en la mano ya que, como era de esperar, Jorge llama para cerciorarse de que no me he dormido. Menos mal que lo había dejado todo preparado el día anterior porqué conociéndome hubiera llegado tarde. Desayuno, hoy toca cereales con leche de cabra y unas nueces.

Salgo para coger el coche y dirigirme hacia Terrassa, donde he quedado con Sergio, y para mi sorpresa está lloviendo y hace más frío de lo que esperaba, pero la sombra del mal tiempo haciendo acto de presencia no hace decaer los ánimos, pienso que Barcelona es otra historia, que nada tiene que ver con el clima de la Cataluña central y que posiblemente allí ni llueva ni haga tanta rasca.

Llego al sitio indicado donde esperan Sergio, Oriol y Montse aparco y ya nos ponemos en marcha hacia nuestro destino...El sufrimiento!!! Hoy correremos Sergio Oriol y yo y Montse será nuestra reportera gráfica y soporte logístico!!!!






Hay mucho ambiente y nervios, vamos al bar... hay nervios, calentamos y estiramos... hay nervios y un pequeño dolor punzante en el pie derecho en el puente y talón... espero que en caliente deje de molestar. Nos dirigimos hacia salida, yo me quedo atrás, tras desearnos suerte, entre la gente que no entramos en ningún cajón porqué de momento no hacemos marca. Siguen habiendo nervios, me he sentido fuerte en los entrenamientos y tengo buenas vibraciones, y, hasta que no anuncian la salida los nervios no se transforman en fuerza para tirar para adelante.






El primer km bien me siento fuerte para mantener un ritmo constante pero claro es el primer km. A cada km voy perdiendo segundos que pienso que van a ser difíciles de recuperar. En km 4 el avituallamiento, casi me lo paso, tengo que retroceder para poder coger una botella de agua. Hasta el km 5 bastante bien, a partir de aquí es cuando los km se me hacen cada vez más largos y cansados. Del km 6 al km 8 las piernas quieren decir basta empieza de nuevo las molestias en el pie derecho y en la rodilla izquierda, recupero algún segundo perdido en la primera etapa de la cursa pero la idea de bajar de la hora cada vez está más lejos. Pienso en la bajada de via Laietana pero mis piernas ya no dan mucho más de si, me lanzo pero veo el final de la calle lejos, aprieto los dientes para llegar, al menos, con un último cambio de ritmo, tuerzo hacia la izquierda encarando la meta, miro el cronómetro, joder, se me ha parado justo cuando marca una hora de cursa, bueno, ya sé que no he logrado bajar de la hora pero consigo llegar sabiendo que he hecho nuevo récord y que no he llegado a la 1:02 de mi última marca personal y que además he conseguido bajar 6 minutos respecto al año pasado.






Hay que trabajar duro, pero vale la pena la satisfacción lograda. Bueno espero que os haya gustado mi crónica.




Nos añadimos a la campaña:






1 comentario:

  1. Vaya craks....a llevar bien alto la camiseta de los cuacuas!!!!!!!!!

    ResponderEliminar