martes, 7 de diciembre de 2010

Me cago en todo...

Ya era raro que no me lesionara, llevaba un 2010 sin ninguna lesión, la última fue una puvalgia en marzo de 2009. Pero este fin de semana en una carrera en el partido de fútbol catacrack!!! contractura en el bíceps femoral de la pierna derecha.







Diagnóstico claro, sin jugar a fútbol mínimo hasta después de la media maratón de Terrassa, total me pierdo 4 partidos, los dos que quedan este año y de principio del año 2011, esta claro que me lo voy a tomar con calma, ya que la media de Terrassa y la de Barcelona están cerca.

Domingo, Lunes y hoy Martes de reposo con aplicación de hielo, cada tres o cuatro horas, pomada antiinflamatoria y ibuprofeno. A ver si mañana puedeo ir un poco con la bici para hacer algo este puente.


Publicado en "Planeta Running" (abril-2010) Contractura muscular, Calambre, Rotura Fibrilar, Agujetas y Tendinopatías.
http://quiquetorralba.blogspot.com/search/label/Contractura%20Muscular

Habitualmente, una contractura en un músculo es la consecuencia de una sobresolicitación del mismo, o sea, cuando le exigimos un trabajo superior en intensidad, velocidad o duración superior a lo que está acostumbrado o para lo que está preparado.

¿CÓMO PUEDO PREVENIRLAS?
El mejor método para prevenirlas es no hacer entrenamientos muy superiores a nuestra capacidad, un programa de fortalecimiento previo puede prepararnos para grandes cargas de trabajo. Del mismo modo, los estiramientos y ejercicios de fexibilidad van a dotar a nuestros músculos de una capacidad mayor de trabajo, una mejor recuperación post ejercicio, un mayor rango articular, lo que ayudará notablemente en su prevención.
Un correcto calentamiento previo al ejercicio, una adecuada nutrición, descanso y una sufciente aunque nunca excesiva hidratación, así como un “enfriamiento” progresivo tras el entrenamiento van a ayudarnos igualmente en la prevención de esta dolencia.

¿QUÉ DEBO HACER CUANDO YA SE HA PRODUCIDO?
Una vez que la contractura está establecida, el reposo será imprescindible. Calor local, estiramientos suaves, higiene postural, masaje decontracturante, fármacos Miorelajantes y antiinfamatorios son terapias que emplearemos según cada caso y circunstancia. Y por supuesto, siempre que sea posible, corregiremos el factor lesivo para evitar seguras recaídas.


Como tratar las lesiones musculares.
http://www.luismigueles.com.ar/info/tratarlesion.htm

Si atendemos las lesiones musculares atendiendo a su origen podemos clasificarlas en dos grandes grupos:

1. Aquellas lesiones sin componente traumático, donde es el sobreesfuerzo el que causa las molestias o limitaciones físicas, como sucede con los calambres y las contracturas.

2. Las lesiones ocasionadas por un traumatismo, bien de origen externo, como las contusiones musculares, o bien intrínsecas al músculo, como él tirón o distensión muscular y el desgarro o rotura de fibras (total o parcial).



Esquema básico de recuperación

El esquema que dirigirá toda recuperación de una lesión muscular podría ser el que detallo. En las primeras 48 horas el reposo del músculo es crucial, sea en forma de descanso activo para sobrecargas y ciertas contracturas (entrenamiento más corto y suave que el habitual) o en forma de reposo total (que puede sustituirse por piscina, estiramientos o gimnasia muy suave) en el caso de las distensiones más fuertes e incluso tirones o pre-roturas fibrilares.

En estos dos primeros días deberemos ser generosos en la utilización de hielo (con bolsas de gel o cubitos aplicados sobre una fina tela y nunca directamente sobre la piel), hasta 20 minutos cada 2 ó 3 horas.

Otra medida clásica es la compresión o vendaje para sujetar de la forma más funcional posible el paquete muscular afectado, así como la elevación del miembro lesionado.

En cuanto a las medidas antiinflamatorias farmacológicas es de elección.

A partir del tercer día, la movilización leve y los ejercicios isométricos seguidos de suaves estiramientos suelen funcionar, sobre todo precedidos de calor local seco o con pomada. Es el momento de iniciar la forma reglada (como entrenamiento sustitutivo) el trabajo en piscina o bicicleta y también las caminatas mas o menos fuertes.

Desde el cuarto o quinto se inicia la recuperación funcional con masaje y maniobras terapéuticas de bombeo miofascial y estiramientos suaves. Se suprime progresivamente el calor superficial y la toma de fármacos.

2 comentarios: